viernes, 16 de octubre de 2009

Cierro los ojos


Cierro los ojos y sueño con tus besos,
con tus labios tibios acercándose a los míos
con ese carnoso y húmedo calor que me llena, que me acelera, que me perturba.

Cierro los ojos para sentir el aroma de tu boca envolviendo la mía,
y siento tu lengua rozar mis palabras, mi sonrisa, mi silencio.

Cada milímetro de mi cuerpo despierta
con ese suave contacto,
cada duda viene a dar la espalda y refugiarse en el gemido que me arrancas.

Cierro los ojos y por mis venas va el escalofrío que dejó tu vaho en mi piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario