viernes, 30 de octubre de 2009

De pronto

Simplemente un movimiento confuso despertó las ansias en mi
nada que quisiera entender pudiera hacerme abrir los ojos.

Soy demasiado egoísta para detenerme a pensar en ti en este momento,
voy demasiado rápido para conseguir descansar en tus brazos.

Recuéstate nuevamente sobre el cansancio de tus años,
que yo salgo a respirar por mis heridas
no necesito
no quiero
no busco nada que puedas darme dormido
ni un solo ronquido me hará despertar cuando te decidas a buscarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario