martes, 13 de octubre de 2009

Tu olor

Desde las raíces de este refugio
a veces parece que te escucho reír
entonces voy descalza por el sol
atrapando estrofas para ti.

Trato de no hacer ruido
para que no me sorprendas colada en tu humedad,
voy en puntillas, calladita
para que no notes mi presencia.

Descubrí que sí me sucedió
que sí olvidé algo de ti, olvidé tu olor…
todo el resto:
tu risa, tu mirada, tu voz incluso
tu forma de caminar
tu piel
tus dientes
tus enojos,
todo lo recuerdo
menos tu olor.

Hoy vengo a buscar eso,
quiero volverme por el camino aquel
con tu olor impregnado en mi piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario