martes, 13 de octubre de 2009

Vagando herida

Por las calles de tu olvido
sigo vagando herida,
sumergida en el delirio de tu recuerdo.

Por los rincones de tu solapa
voy trepando,
cubierta de fuego y madrugada.

Tu piel no sabe de mis desvelos ...
las raíces de este dolor no podrían
sino enhebrarse en tu almohada
y yo no podría sino
ser inoportuna en tu cama.

¿qué suspenso se levantaría a buscarme
cuando sea demasiado tarde para estar sola?

No hay comentarios:

Publicar un comentario