domingo, 27 de diciembre de 2009

XI 1997

Déjame así.
Con los ojos cerrados.
Déjame sentir un segundo más
esta tranquilidad de verme envuelta en tus brazos.
Déjame arrullarme bajo tu piel.

Ayúdame luego a sacarte de mi cabeza,
de mi corazón,
de mi alma,
de la garganta y de las tripas.

Estoy toda llena de tu calor
y de este amor condensado,
sumiso y tierno
que le gusta tanto perdonar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario