jueves, 22 de julio de 2010

Lamento Cotidiano

Eres mi lamento cotidiano,
te paseas por mi retina
cual retrato desnudo
buscando miradas en el mar.
Y aún no sé si te amo
ya no sé si te espero.
Eres capaz de esconder el cielo en tu ausencia
llenando mi sangre de espuma
mis pensamientos de sal.
...Y ya no sé si tengo miedo.
Eres como una piedra de terciopelo
que quema mis dedos sin fuego
resbalando como platos en el manantial
así suenas
como sufrimiento de cordillera.
Tus besos silentes
son compañeros de mi boca.
Eres como la luna
ya lo he dicho antes...
(1993 à CH. J.B)

No hay comentarios:

Publicar un comentario