miércoles, 6 de octubre de 2010

Me duele el alma

En este instante
se ahoga en el mar de mi dolor
el recuerdo de tu piel clara.
Mi memoria vaga por los momentos en que mis manos se perdían en la suavidad de tu carne...
Recuerdo tu rostro cuando mis dedos te recorrían.
Recuerdo tus besos y me duele el alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario