miércoles, 16 de marzo de 2011

Con tinta fresca VII

Mis ojos
cansados ya de llorar
corrieron tras mi corazón esta tarde
buscándote.
Mi cabeza decía: retrásate y no te toparás con él
y todo mi ser voló lo necesario
para hallarte
para saludarte
para contemplarte
y
mis ojos
cansados ya de llorar
no pudieron mirarte...

Reg. 1103178745144

No hay comentarios:

Publicar un comentario