martes, 28 de junio de 2011

Ahora qué...



Ahora que estás en algún lugar del olvido y que tus ojos no tienen la misma mirada que siempre tuvieron para mí, ahora que no tengo tu voz, que no sé de tus novedades, que no te busco ni te espero, ahora que no te apareces en las conversaciones, que no me preguntan por ti, ahora que pasaron los días y salí de tu vida para siempre, ahora que no soy nada para ti, ahora mismo me pregunto qué es volver a empezar. Mi empeño ha quedado a medio camino, en medio de las rocas y de las olas, entre tu mano y mi mano, entre tu piel y mi piel.



Ahora me detengo en el frío y te pienso. Pienso en todas las veces que te esperé, en todas las noches en que - como alguna vez te dije - fuiste mi último pensamiento antes de dormir y mi último sueño al despertar, en todos los besos que te dí y en los que guardé para que jamás faltaran. En las horas en que pasamos observándonos, en los minutos en que soñábamos historias distintas. En las sábanas que nos recibieron, en los desayunos que compartimos, en los paseos de tu mano a la orilla del mar, en las copas llenas de tantas noches...



Ahora que las nubes no se definen en mi ventana, y los espacios de mi vida no llevan tu nombre, ahora que habrá madrugadas en las que te recuerde, espacios donde te imagine, alguna que otra lágrima que ruede por ti.... ahora puedo volver a escribir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario