jueves, 6 de marzo de 2014

Quiero

Leo y releo tu carta
suspiro, pienso, sollozo
y vuelvo a leerla.

Hay algo de pesar en tus palabras
hay mucho de cierto
pero escucho un grito desesperado entrelineas que me pide que no lo crea todo.
Quiero pensar que debo ignorar la última línea.

Tomo tus letras con mis manos
las acerco a mi boca
cierro los ojos y puedo sentir el sabor de tus lágrimas en ella.

Me he aprendido de memoria cada renglón
siento propio el tono
el pesar con el que llegaste a escribir todo aquello...

Tu recuerdo va y viene por los rieles de mi corazón
quiero dormir una vida y despertar cuando ya te haya olvidado.

Quiero beber la distancia hasta saciarme.